16 MAYO Día de la Resistencia Gitana

Activistas gitanas rescatando lo posible de su historia y contándolo con su propia voz.

https://www.instagram.com/p/CAM3WYLjcYS/?utm_source=ig_web_button_share_sheet

Leer Ciudadanía y futuro, de Fundación Secretariado Gitano: https://www.gitanos.org/la_comunidad_gitana/ciudadania_y_futuro.html.es

La violación es tortura, no “abuso sexual”

Con la ratificación del caso de La Manada, los hombres que violaron a una mujer que según la ley, no se resistió y por tanto, en su opinión, no fue violada, es ética y humanamente repugnante.  La violación a manos de un grupo de hombres de una persona que no se resiste no indica consentimiento sino como cualquier persona con un mínimo de empatía podría sentir y comprender, porque está aterrorizada, o drogada.

Cualquier persona con un mínimo de empatía sabe que es violación cuando Ella no está participando en ese supuesto acto sexual que da placer.

Equiparar violación a relación sexual es perverso. El consentimiento no es no decir nada (o incluso decir sí, que no suele ser el caso). Es mucho más complejo cuando hablamos de grupos humanos donde uno es tradicionalmente quien impone y otro quien debe servir u obedecer. Donde hasta hace muy poco justificábamos culturalmente que ellas fueran violadas, con ideas tan brutales y falsas como la educación de habernos dicho hasta la náusea durante siglos que “ella se lo ha buscado”, “ellas provocan”, “todas las mujeres son unas putas”, “todas, secretamente, desean ser violadas” (confundiéndose relaciones sexuales apasionadas con la tortura).

La lucha feminista ha logrado que se entienda que hay un problema social de violencia del Hombre hacia las mujeres, como resultado de la cultural patriarcal, que existe la violencia por razón de género hacia las mujeres, y tenemos fechas incluso que lo señalan y así lo reconocen. Sin embargo, nuestra ley contra la violencia de género distorsiona el concepto para limitarlo a ciertos casos.

No es sólo violencia física, que esto bastaría, pero no es lo único que acarrea la violación en las sociedades patriarcales. Es preciso tener en cuenta la violencia conceptual de ver a la mujer como un objeto, como una muñeca de goma para usar y abusar de ella. Cosificarla para usarla como objeto sexual es violarla, no sólo por los daños que esto genera, de todo tipo, sino también porque Ella no es un objeto, sino una persona con derecho a que se respete su dignidad. No se puede no considerar como prueba de un acto de tortura la violencia verbal y de las acciones y actitudes que se generan cuando se cosifica sexualmente a una mujer. En cualquier otro tipo de tortura se tiene en cuenta. Todo el mundo sabe cómo puede sufrir una persona objeto de violencia verbal, cómo se la puede llevar al terror. Es decir, se puede medir, se puede comprender y saber, que que un hombre o cinco decidan usarte como muñeca de goma genera miedo y terror y esto puede llevarte a cerrar los ojos y desear que termine pronto, porque en ese momento sientas que tú no puedes impedírselo.

La visión de la Justicia es machista y misógina en cuanto no se considera a una mujer violada como una persona con derecho a disfrutar de las relaciones sexuales. Es machista y misógina en cuanto no considera que el Hombre, como medida de las todas las cosas según la ideología patriarcal, puede convertir a una persona en un objeto para buscar su placer, quiera la mujer o no, lo manifieste o no.

El análisis de este tipo de tortura desde la perspectiva de género, la tortura que es aterrorizar y usar el cuerpo de una persona, no respetando su dignidad, es FUNDAMENTAL para construir una sociedad respetuosa con los derechos humanos de todo el mundo, una sociedad empática, noviolenta y justa que respete los derechos humanos de un inmenso grupo humano, las mujeres, tradicionalmente subyugadas por razón de violencia de género, no sólo por la violencia física, sino también usándose muchos otros tipos de violencia.

La violación es un crimen de los más graves que puede cometerse contra una persona, y no podemos aceptar que la Justicia, que debería ser un ejemplo de coherencia con la idea de protección de los derechos humanos, no supere la tara ideológica que refleja la sentencia a los violadores que usan a las mujeres como objetos sexuales para divertirse y provocarse placer sexual, que las usan porque sus actos reflejan que no consideran que están estableciendo una relación humana.

No superar la ideología patriarcal nos deshumaniza. Podemos ser mejores personas.

Diversidad sexual

Vivimos en una sociedad heteropatriarcal. Desde que tenemos uso de razón nos dicen a través de cuentos, películas, tele, publicidad, cómo tenemos que ser y comportarnos; cómo, según el heteropatriarcado, sería lo normal de ser. En función de nuestro género estamos condicionadas/dos a seguir, una especie de rol, que nos viene determinado desde el momento en el que nacemos.

No nos damos cuenta, pero este sistema heteronormativo, es violento, doloroso y discriminatorio para todas aquellas personas que no se pueden identificar con ello.

Nuestra sociedad es mucho más diversa, no es una dualidad. Existen muchas maneras de ser y de sentir.

La siguiente imagen representa de manera gráfica las diferentes posibilidades con las que una persona se puede llegar a identificar.

 

Si cambiamos nuestra forma de pensar y ampliamos horizontes, haremos del mundo un lugar más justo y bueno.

 

 

 

 

 

 

Apoyando al pueblo gitano…

Desde Coeducación de la EOI Fuengirola apoyamos al pueblo gitano no sólo porque es preciso apoyar a todas las comunidades sometidas a injusticias y violencias evitables, sino además porque al pueblo gitano le debemos hechos culturales valiosos de Andalucía, como el flamenco.

Aquí tenéis el link a firmar la petición que está circulando la Fundación Secretariado Gitano, para que evitemos alzando nuestras voces la brutalidad de lo que está ocurriendo en Europa en estos tiempos.

¡No al antigitanismo! – firmar la petición: No a los censos étnicos (una idea espeluznante que nos acerca más a un mundo de personas sometidas y llenas de miedo que a un mundo de personas libres, solidarias y sororas).

Y aquí os podéis descargar una gran canción de Gitanas en estéreo, para que se sepa que ser gitana no significa ser lo que la mayoría social dice que son “las gitanas” porque, sencillamente, no pueden ver la realidad.

Queremos recordar a todo el mundo que el machismo es un problema cultural en todas las sociedades patriarcales, y que avanzar para superarlo es un proceso de cada comunidad. Y que hay comunidades que sufren una cantidad tan grande de violencias e injusticias evitables –como el pueblo gitano, la población negra, las mujeres, las personas homosexuales, trans, intersex… (en fin, mucha gente, en grados variados según muchos factores diferentes)– que luchar contra la cultura patriarcal no es lo único, y sin duda, para toda comunidad, no puede hacerse sin todo el mundo.

Acompañémos en un esfuerzo que nos hará mejores ❤

 

Tasa rosa

La denominada tasa rosa, es el precio de más que tienen que pagar las mujeres por un producto que es igual que el de los hombres, es decir, no es ningún impuesto ni ninguna tasa, sino que siendo un mismo producto, con las mismas funciones, su precio se encarece por el simple hecho de estar dirigido al género femenino.

Puede que la mayoría de las veces no nos demos cuenta y no se pueda comparar sus precios, ya que en los supermercados ambos productos se encuentran en secciones distintas.

También tenemos el ejemplo de la peluquería, que independientemente de que la mujer tenga el pelo corto o largo, les sale más caro a ellas.

En 1995, en California, se concluyó que las mujeres pagaban al año 1350$ más que los hombres por los mismos productos. Desde entonces allí  la discriminación por género en el comercio está prohibida.

FACUA, que es una organización no gubernamental, sin ánimo de lucro, dedicada a la defensa de los derechos de las/los consumidoras/res, ha denunciado que las maquinillas destinadas a mujeres son hasta un 171% más caras que la de los hombres siendo exactamente el mismo producto.

El pasado agosto, investigaciones del comparador de precios Idealo, informó de que las mujeres españolas gastan hasta un 24% más que los hombres por las versiones femeninas de los mismos  artículos. Esta desigualdad está también presente en los perfumes que son un 7% más caros de media que los de los hombres, además de en los desodorantes, zapatos, ropa y juguetes infantiles.

 

Es injusto que las mujeres tengan salarios inferiores al de los hombres desempeñando la misma función, pero en cambio, tengan que pagar precios superiores por un mismo producto.

 

 

Fuente: http://www.facua.org