Materiales coeducativos creados por el Departamento de Inglés (Hidden Figures)

¡Más vale tarde que nunca! Tenemos la alegría de compartir un proyecto colaborativo con transversal coeducativa que en este curso 2016-17 ha iniciado el departamento de Inglés. Con motivo de salida de todos los grupos a ver la película Figuras ocultas (Hidden Figures), MF escribió tres diálogos a nivel A2, B2, y C1, que después grabaron Marisa, Roberto, John y ella.

Los audios y la transcripción de todo están publicados en Talking People, la web de MF, porque el departamento no tiene un podcast propio todavía. Esperamos que os sirvan para aprender a escuchar conversaciones, a hablar sobre temas y en la situación de encontrarse con alguien por la calle, y a sensibilizaros sobre la historia de las mujeres y lo cruel que ha debido ser tener que verse subestimadas en su inteligencia, como si no tuvieran mentes humanas, y siempre vistas como un peligro cuando han pretendido vivir usándola. Cuánto mejor sería el mundo si en lugar de entrenarnos para descartar a las personas que abren caminos porque piensan, conocen la realidad y saben que pueden aportar a su comunidad, se respetara siquiera que tienen un lugar en el mundo! Con todo nuestro amor, celebrando la vida inteligente de Christine Darden, Katherine Johnson y Melba Roy Mouton, científicas de la NASA que entraron en su historia hace apenas dos años, gracias a la autora de Hidden Figures, Margot Lee Shetterley, que escribió su historia, y cuyo trabajo también celebramos aquí.

* Mujeres, niñas y ciencia: 11 de febrero

Día internacional de la mujer y la niña en la ciencia, en Mujerícolas

Algunas de las científicas más influyentes de la historia, en Mujerícolas

Recursos de la ONU sobre mujeres, niñas y ciencia

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

* Las calculadoras de Harvard. Las mujeres que clasificaban estrellas

y que jamás lucieron, de María Mercromina (Gonzoo 2015)

Trabajaban por un salario entre veinticinco y cincuenta centavos la hora y llegaron a ser casi un centenar. El harén de Edward Charles Pickering o las calculadoras de Harvard, como eran conocidas, fueron las responsables de analizar y catalogar más de diez mil estrellas, revolucionando así ciencia y astronomía. Pero no todos sus nombres figuran en ningún cráter de la Luna o de Marte, ni siquiera en alguna placa, monumento, jardín o biblioteca. Ellas, que descubrieron enanas blancas, novas, nebulosas y centenares de estrellas: las mujeres que sentaron las bases de la astrofísica moderna.

Entre finales de siglo XIX y principios de siglo XX, un grupo de mujeres, dirigidas por Edward Charles Pickering, director del Observatorio Astronómico de Harvard, sin saberlo, comenzaron a dejar de ser “gusanos de ojos turbios que no ven contemplando los astros”, como escribió Galileo. Las calculadoras de Harvard, o el harén de Pickering, como las llamaban, eran más que máquinas y criadas que se encerraban a trabajar sin parar en una habitación bajo las órdenes del hombre y del científico. No sólo hicieron una labor bestial de catalogar, ordenar y clasificar estrellas, sino que cambiaron por completo las bases de la astrofísica dando lugar con su trabajo a descubrimientos como la Nebulosa Cabeza de Caballo o el gran catálogo estelar Henry Draper. Una labor ejemplar y magnífica que sigue a la sombra. Una constelación de científicas que no han tenido el reconocimiento suficiente y necesario por una sencilla razón: la de ser mujer.

Leer el reportaje completo

lascalculadoras