Un poema y una fecha a anotar

Queridas personas,

El próximo 8 de marzo está convocada por el movimiento social y algunos sindicatos la HUELGA FEMINISTA. Este próximo fin de semana os postearemos aquí toda la información sobre el tema, que llevamos recolectando en el pasado mes. Y para que se entienda desde el sentimiento, desde la empatía qué se pretende, compartimos un poema recién escrito por michelle renyé y posteado en redes.

Esperamos que podáis seguir y nos ayudéis a difundir este blog de coeducación, un proyecto necesario para ayudarnos a pensar muchos temas importantes para mejorar las vidas de todo el mundo y construir una cultura de paz desde la inteligencia feminista.

Lula Deus, Micaela Fernández Darriba y michelle reñé son pobladoras de mujerpalabra.net. Lula se suicidió el verano 2017 por no poder seguir viviendo después de sufrir abusos desde una edad temprana. Luchó muchos años pero no pudo rehacer su vida: no encontró apoyo en el sistema de salud, y la sociedad es bastante insensible al tema de las gravísimas consecuencias, las superemos o no, de haber sufrido abuso y violación. Aparecen sosteniendo ese mar de apoyo en este poema también mujeres que en nuestra Escuela nos van llenando de luz y buenas ideas. Gracias a todas por ayudarnos a rescatar nuestra humanidad.

LULA MICAELA MICHELLE

A la memoria de Lula Deus
porque el abuso y la violación se cobran nuestras vidas y no queremos saberlo

Suspendidas en el agua de tres mares distantes
vamos cayendo para acercarnos
los brazos tendidos las manos abiertas
la risa de siglos que ha levantado mundos comunidades
solas y en poderosa compañía marina

Lula Micaela Michelle
Angels Marisa Sofía Helena
Rosa Pilar Odette

En la superficie ocurre violencia humana
en la guerra en la calle en los sitios seguros
las camas de las niñas y las mujeres son fuentes de miedo
sus cuerpos son objetos despreciables despreciados para Él
que impide el placer y el sueño impide la vida porque prohíbe
que ellas puedan pensar sus mundos lejos alejadas de Él
que no tolera que la cabeza de ellas respire libre de ese alquitrán suyo
que se agazapa y desata que encierra y supura o rebasa
condenándolas en el sótano a la no existencia
condenándolas en el circo de personas dóciles al linchamiento
enfermo de megalomanía crueldad invisible
a ellas las mujeres esas personas

Carmen María Pepa Verónica Mayte
Melania Desirée Rocío Loli

Sara Luisa Luz Ana Francis
Mónica Isabel Romina
Jana Marta Eloísa
Africa Ximena Cristina

Somos algas plancton peces rocas crustáceas libres
caemos sostenidas por el agua conectadas salinas
solas y en mutua compañía amable buena inteligente

Valeria Karina Ale Griselda
Beatriz June Celeste

Pasarán estos tiempos terribles de odio…
Nos querrán algún día…

Selva Cirenia Lily
Alegría Libertad

Caminando, siempre, alzando sosteniendo levantando
con nuestras asesinadas con nuestras vidas
con nuestras voces materia supervivientes un universo

Niños linchan a una niña y cómo se invisibiliza el problema base en los medios

Informan que a una niña la han pegado un montón de niños. Al menos inicialmente, y aunque lo saben, no dicen lo siguiente (escena que nos va llegando por las declaraciones de la familia): que estaban jugado al fútbol y la niña linchada estaba en el equipo que ganó y cogió el balón para dárselo al profe al final del partido (y del recreo, posiblemente). Lo que la forma de informar impide es esto, que se nos pueda ocurrir lo evidente: que los niños se sienten “humillados” (no que sencillamente han perdido y están de mal humor) porque hay una niña (o les ganan niñas), y lo que más miedo debería dar, por muy común que haya sido durante siglos, que esos niños (mayores que la niña) conectan ese sentimiento con la “solución” de darle una paliza a la niña, porque un Hombre no puede ser jamás “humillado” por una mujer.
No hay rastro en la narración de la noticia de inteligencia feminista: cómo la ideología patriarcal facilita que se vea normal conectar unas ideas tan poco conectables, porque cuando una niña no acata la estrecha concepción de lo que le toca ser, la sociedad lleva siglos reaccionando así, como ahora unos chavales de más o menos 12 años. ¿Así de superado está el machismo? Llamémoslo mejor (porque es más profundo que un comportamiento) la ideología patriarcal. Esos niños han aleccionado a la niña, para aviso de todas: esto le pasa a las niñas que no saben cuál es su lugar. Lo de siempre. Y lo que no se quiere decir ni aceptar que ocurre.
Seguimos sin entender qué hacemos aquí con el feminismo: que es vital el desarrollo de la inteligencia feminista para que superemos esta tara ideológica porque esta violencia de género es un problema cultural no tiene nada que ver con lo que es natural (biológico).
Por esto y por todo, aquí Coeducación asume una palabra tabú, “feminismo“, porque “feminismo” es reconocer que las mujeres son motor de la historia: luchan, piensan, transforman la sociedad y será necesario decirlo y que se respete, aunque haya más personas en esta lucha, porque justamente se trata de una lucha que nos humaniza a todas las personas.
Cómo se ha informado de este brutal ataque ilustra que seguimos sin entender la profundidad del problema que combatimos, cómo contribuimos cotidianamente por activa y por pasiva al mantenimiento de la ideología patriarcal.
En las últimas maneras de contar la noticia hablan de homofobia, porque es importante no abordar que además de que eso pueda ser, la cuestión base es que los papeles de género siguen justificados: el Hombre sigue concibiendo que una mujer puede merecer una paliza por no ajustarse a lo que se la permite hacer.
En el día de la niña, 11 de octubre, y sentimos las horas intempestivas y que no nos dé el horario ni con horas extra, desde aquí nuestro cariño, admiración y apoyo a la niña Millán de Palma de Mallorca, que puedas recuperarte bien y pronto, y no cambies por este hecho.
Llamamos a la gente para que piense con más sensibilidad autocrítica, que nos permita enfrentarnos al hecho de que todos y todas somos hijas e hijos de la cultura patriarcal, que nos ha lavado el coco sobre qué es ser Hombre y qué mujer, y que nuestra identidad posible debería ser liberada de esta camisa de fuerza, porque un niño no puede creer que la identidad de una niña le humilla y amenaza, porque un niño no puede creer que está justificado pegarla porque no es lo que él quiere mandar que sea, porque ser persona mujer u hombre o lo que se sienta no puede estar ligado a que pienses que alguien merece una paliza por no querer o poder ser esos descriptores.
¿Podríamos entender que necesitamos dejar de machacar las buenas ideas, esas que pueden ayudarnos a salir de la brutalidad, a aprender a sacar lo mejor que tenemos en lugar de lo peor?
El feminismo es una herramienta vital mientras sigamos con al violencia conceptual, de palabra, de actitud, de acción como medio fundamental de relación, construcción de la identidad y ordenamiento del mundo.
acoso_escolar-colegios-violencia-sociedad_161246003_18354213_1706x960
Una niña de 8 años recibe una paliza a manos de 12 niños mayores tras un partido de fútbol en el recreo
A %d blogueros les gusta esto: